Asertividad en la entrevista de trabajo

Asertividad en la entrevista de trabajo

Llega el momento temido por todos los aspirantes a un empleo, LA ENTREVISTA DE TRABAJO. ¿Cómo enfrentarte a ella?  Una de las claves importante es la ASERTIVIDAD. Te vamos a dar unos consejos para ser asertivos en la entrevista.

Seguro que el que tiene formación CRM ya conoce la importancia de ser asertivo para el trabajo en equipo y hacer el vuelo seguro.

Para el  que no tiene esos conocimientos, la ASERTIVIDAD es un estilo comunicacional en el que la persona manifiesta sus derechos y convicciones pero sin agredir o pisar a los demás. Y es precisamente esa manera de comunicarnos la que se valora y buscan las compañías aéreas.

Ten en cuenta que tanto la entrevista como las dinámicas de grupo son oportunidades de tiempo reducido para que te conozcan. Y la manera de que lo hagan es a través de cómo te muestras, de la comunicación entre otras.

¿Pero cómo puedes demostrar que eres asertivo? Aunque parezca mentira, el mensaje verbal, lo que decimos, sólo participa en un 7% de la comunicación. Lo que primero tienes que trabajar es la comunicación NO verbal en los siguientes aspectos:

Expresión facial:

  • Busca una expresión facial relajada. No fuerces tu expresión, sé natural.

Mirada:

  • Tu mirada es importantísima. Mira directamente a los ojos de tu interlocutor y le demostrarás tu confianza en ti mismo, nunca la rehuyas. Sin embargo desviala de vez en cuando para no resultar desafiante. Mantener el contacto visual de manera prolongada puede ser algo agresivo.

Gestos:

  • Asiente con la cabeza cuando escuches a tu interlocutor. Demuestra escucha activa y comprensión.
  • Sonríe. Tu sonrisa es la mayor arma para empatizar con una persona y crear una atmósfera positiva.
  • No frunzas el ceño o la nariz, implica agresividad o desacuerdo.

Postura:

  • Siéntate correctamente, sin apoyarte en exceso hacia atrás (demasiada confianza en ti mismo) pero tampoco sentándote en el borde de la silla (parece que quieres huir de la entrevista). Mantén la postura e intenta dar la impresión de que te sientes cómodo. Evita el “tembleque de piernas” o los tics.
  • No invadas nunca el espacio personal de tu entrevistador, ni siquiera dejes tu móvil en su escritorio. Igualmente, no apoyes los codos en la mesa. Eso quiere decir que eres una persona invasiva o que quieres imponer tu criterio.
  • No mires el reloj. ¿Es que acaso tienes prisa?

Actitud:

  • Sé positivo en todo momento. Siéntete seguro, evita mostrar tu ansiedad y lo más importante: no dejes que ésta te domine. Es una de las cosas que te hará perder más puntos ante tu entrevistador. Estar algo nervioso es normal.
  • Si tienes que tratar algo negativo, conviértelo en algo positivo.
  • No cruces nunca los brazos durante la charla. Parece que te quieres defender.
  • Habla en un tono de voz adecuado y evita juguetear con unas llaves, tocarte continuamente la frente y el pelo, morderte las uñas y los labios… o demostrarás lo alterado que estás

Empieza a analizar tu lenguaje corporal y será un buen inicio para practicar la asertividad.

¿Cómo afrontaste tu primera entrevista? ¿Fuiste aservito? Comentalo con nosotros.

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>