Ditching Mode

Ditching Mode

¿Un amerizaje se hace igual que un aterrizaje? Obviamente, la respuesta es no, ya que no es lo mismo posarse en la pista del aeropuerto que posarse en el agua, este último requiere algunas consideraciones especiales.

Es importante que el piloto tenga cierta pericia porque no los forman para realizar este tipo de maniobras, y que el avión se prepare para el contacto con el agua para que se pueda quedar flotando y no se hunda.

Para esto existe el “ditching mode”, en el panel de los aviones hay un botón que permite al avión entrar en este modo. Dicho botón esta protegido para que no se active por error ya que al activar este modo cambia completamente la configuración del avión preparándose para un amerizaje de emergencia.

A320-ditching-thumb

El objetivo de este modo es que al posar el avión sobre el agua todo el interior quede estanco (Cabina, cockpit, bodega de carga,…) por lo que se cierran todas las válvulas que se encuentran por debajo de la línea de flotación de l avión.

Si el botón se aprieta a gran altura, esta preparado para que no pase nada. Si se activara a mucha altura al cerrarse las válvulas de inmediato el avión llegaría al nivel del mar presurizado, no se podrían abrir las puertas y no se podría despresurizar la cabina ya que las válvulas que controlan la presión en el interior del avión estarían cerradas para evitar el paso del agua. Por esto hasta que no se desciende por debajo de los diez o quince mil pies no entra el modo ditching aunque se haya apretado el botón antes.

En cuanto se rebasa esa barrera, la válvula que regula la presión en cabina (llamada outflow valve) se abre bruscamente para despresurizar la cabina lo más rápido posible e igualar así la presión dentro del avión con la presión atmosférica. Esto puede causar un fuerte dolor de oídos a los pasajeros y algún mareo, pero es necesario abrir las válvulas cuanto antes para asegurarse de tener una cabina despresurizada al llegar al agua. También hay que tener en cuenta que una despresurización tan brusca no se puede realizar a una gran altitud o también sería peligroso para la salud de los ocupantes y para el avión…

Una vez con la cabina despresurizada, conforme la aeronave se acerca peligrosamente al agua, las válvulas se cierran de golpe. No sólo las de presurización, sino también todas aquellas válvulas y tomas de aire (por debajo de la línea de flotación) que son utilizadas por el sistema de acondicionamiento de aire y por las que podría entrar agua. Así, el avión queda estanco y los pasajeros pueden relajarse y ponerse el chaleco salvavidas con tranquilidad.

Afortunadamente estos incidentes no son muy habituales, y en lo que llevamos de siglo apenas una decena de vuelos comerciales o de carga han acabado flotando en el mar por unos motivos u otros.

¿Quieres estar preparado para una situación así?

 

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>